Pedro Ávila: Disfruto mi trabajo porque llego al corazón de la gente

VEA / PRENSA MIRANDA

Recién amanece y ya Pedro Ávila está listo para comenzar su jornada: la distribución de alimentos casa por casa por el territorio mirandino, para garantizar que las comunidades cumplan con la cuarentena social con el fin de evitar los contagios por el coronavirus.

Desde hace dos años se desempeña como operador de los Mercados Comunitarios del estado Miranda, labor que le ha permitido conocer y llegar hasta todos los rincones de la entidad.

“En esta contingencia, que podría quedarme en mi casa, estoy atendiendo a las personas para que no salgan de sus hogares y tampoco se expongan al virus. Yo disfruto mi trabajo porque llego al corazón de la gente”, dice Pedro al recordar cualquiera de esas jornadas que se realizan diariamente en cualquier comunidad mirandina.

Su día comienza a las 5:00 de la mañana cuando sale de su casa para buscar a sus compañeros de trabajo, quienes a bordo del camión de Mercados Comunitarios comienzan a coordinar las entregas con los Jefes de Calle de cada sector. Llegan a la comunidad seleccionada, previa programación para ese día, donde permanecen hasta las dos de la tarde aproximadamente, para luego retornar a los depósitos y cargar la mercancía para el siguiente día.

Pedro Ávila: Disfruto mi trabajo porque llego al corazón de la gente

Relata que siente una gran satisfacción al llegar a una comunidad, donde él y su equipo de trabajo son recibidos con cariño y bendiciones, “porque las personas nos cuentan sus problemas, nos dan ideas para mejorar la distribución o venta de los alimentos y se ponen a la disposición para ayudar”.

Pedro comenta que muchas veces después de las jornadas son sorprendidos por la comunidad con un postre, jugos y hasta el almuerzo, en agradecimiento por la labor que realizan. “Es como una fiesta cuando nosotros llegamos con los combos de alimentos”, expresa.

Concluye que ayudar y saber que su trabajo está beneficiando a los demás es completamente agradable, por lo que vuelve satisfecho a su casa, junto a sus familiares, en horas de la noche para reponer fuerzas para el próximo encuentro con las comunidades.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s