Elecciones parlamentarias en Venezuela: un hecho de trascendencia histórica, jurídica y electoral

Beverly Serrano

@BeverlyDyD

La historia de los procesos electorales en Venezuela ha transcendido las fronteras de nuestro país, debido a que desde la llegada de la Revolución Bolivariana al poder político  a través de los votos en 1999, y bajo el liderazgo de Hugo Rafael Chávez Frías hasta la actualidad, el pueblo venezolano ha enfrentado con éxito en los centros electorales a los poderes políticos de la ultraderecha que desde entonces han intentado eliminar las elecciones, obstaculizarlas, desvirtuarlas y/o condicionarlas a los caprichos de los adeptos al sistema neoliberal, como lo hicieron por muchos años en el pasado.

La conciencia democrática de las y los venezolanos se ha ido forjando desde su despertar en el año 1998, cuando en evidente agotamiento colectivo decidieron optar por el cambio que prometía el joven Hugo Chávez, quien como acto primordial llamó a la Asamblea Nacional Constituyente donde a pesar de los embates de la naturaleza que nos golpeó muy fuerte durante los días 15, 16 y 17 de diciembre de 1999, salieron a votar, aprobando la convocatoria constituyente con un 71% de los votos.

A partir de allí y sorprendidos por la creciente aprobación de la mayoría de la población al nuevo Presidente Hugo Chávez, inician los ataques que hasta la presente fecha no han mermado, solo aumentan y se diversifican.

Es durante el gobierno de la Revolución Bolivariana cuando se inicia el fortalecimiento del Sistema Electoral venezolano, acabando con las famosas mafias “Acta mata votos” que durante los años de la cuarta república a partir de 1973 con la utilización del tarjetón, los electores marcaban con un lápiz la opción de su preferencia, la depositaban en cajas y al no haber testigos de los partidos pequeños en las mesas de votación se repartían los votos entre los más partidos grandes y luego se forjaban las actas de totalización, que eran emitidas por representantes de los partidos en su mayoría de AD y Copei.

Saber de dónde se viene, ayuda a entender cuánto se ha avanzado y es así como también el pueblo de Venezuela a partir de 1999, dejó en el pasado el fenómeno de los muertos que “votaban” y la exclusión del derecho al voto a personas quienes a consecuencia de la extrema pobreza durante la cuarta república, no sabían leer, escribir o no se encontraban cedulados, otro de los métodos de exclusión que aplicaron los gobiernos de la derecha durante esa época de la historia contemporánea en Venezuela.

En el 2004 cuando se presenta otro reto a la democracia venezolana con el referéndum revocatorio, el poder electoral emprende la ruta para alcanzar un sistema completamente automatizado, lo que logra con éxito. Y ante cada ataque previo a una nueva elección, el poder electoral venezolano se fortalece y avanza para ser reconocido mundialmente como uno de los sistemas electorales más rápido y confiable.

Es importante señalar que el ente comicial venezolano, ha sido una de las instituciones que más ha recibido ataques por parte de los grupos de la ultraderecha que se oponen al gobierno nacional, aun cuando varios de estos dirigentes políticos han obtenido el triunfo en algunos cargos de elección popular, siendo inmediatamente reconocidos sus derechos políticos electorales. Sin embargo, han utilizado constantemente el mismo discurso de no reconocimiento del triunfo de los candidatos del chavismo, aunque hayan sido bajo el mismo sistema electoral transparente y auditable mediante el cual, sus organizaciones han alcanzado algunos curules.

No se puede olvidar que la nueva directiva del Consejo Nacional Electoral fue el resultado de los acuerdos alcanzados en la mesa de diálogo nacional instalada el 16 de septiembre del año 2019. Que las postulaciones para los nuevos integrantes del CNE se realizaron a través de un comité donde participaron organizaciones políticas de oposición al partido gobierno y la elección que debía celebrarse 30 días después de instalado el comité, la Asamblea en desacato pretendió suspenderla.

El Tribunal Supremo de Justicia, juramentó el pasado 12 de junio a la nueva directiva del poder electoral, aplicando sentencia contra la Asamblea Nacional en manos de Juan Guaidó, como respuesta a la demanda introducida por otros partidos de la derecha y opositores al gobierno nacional, por la omisión legislativa de la AN según la Sala Constitucional del TSJ, numeral 7; artículo 336 de la CRBV.

Es así como se inició la ruta democrática hacia la elección Nº 25 el próximo 6 de diciembre, con 107 organizaciones con fines políticos registradas para participar, 30 de ellas nacionales, 53 regionales, 6 organizaciones indígenas nacionales y 18 regionales. Con un padrón electoral de 20.710.421 electoras y electores, cumpliendo con la paridad y alternabilidad de género adoptado hace 5 años y 16 auditorías programadas que se han ido cumpliendo según el cronograma presentado por las nuevas autoridades del poder electoral.

Sistema electoral venezolano: Integridad e innovación en tiempo de pandemia

El pueblo de Venezuela ha adquirido en los últimos 20 años, una elevada conciencia democrática con el ejercicio del voto como un derecho político intransferible y secreto, comprendiendo que las diferencias se dirimen en la mesas electorales y con plena Soberanía Nacional como lo establece la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela para garantizar la paz, como se demostró en las elecciones de la Asamblea Nacional Constituyente en el año 2017.

El pasado 9 de Octubre el Consejo Nacional Electoral presentó al país, a los medios de comunicación y a más de 200 delegaciones diplomáticas del mundo, la nueva máquina de votación EC21 que será utilizada en las elecciones parlamentarias del próximo 6 de diciembre.

La nueva solución tecnológica fue diseñada en su totalidad por técnicos venezolanos, posee una impresora integrada que emitirá la rápida publicación del comprobante de voto, un software que acorta los tiempos de votación, una pantalla táctil LCD de alta resolución que facilita su manejo al elector y que permite la conexión única al sistema de verificación biométrica, su forma compacta prolonga su vida útil, con baterías integradas que le aportan independencia eléctrica y herramientas para la atención especial a personas con discapacidad, contando además con una red única de transmisión de datos más segura.

Así mismo han informado las autoridades que la herradura y la atención a las electoras y los electores se realizará cumpliendo todos los protocolos de bioseguridad para resguarda la vida y la salud del pueblo venezolano.

Robustez, auditabilidad en todas sus fases, con tecnología 100% automatizada, caracterizada por la confiabilidad en rendimiento y resultados, garantizan a las y los electores venezolanos un proceso electoral justo, transparente, equilibrado y confiable.

Un comentario en “Elecciones parlamentarias en Venezuela: un hecho de trascendencia histórica, jurídica y electoral

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s