Lusinchi y su persecución contra los medios de comunicación (XLI)

Venezuela siempre grande. IV Capítulo

Yuleidys Hernández Toledo

La llegada de Jaime Lusinchi a la presidencia de la República en 1984, significó un duro golpe para la prensa venezolana, porque desde la más alta esfera del poder se ejercieron presiones sobre los medios para silenciarlos, en especial sobre temas que incomodaban al primer mandatario y a su más íntimo entorno, como su concubina, Blanca Ibánez.

Una de las presiones que usaba Lusinchi contra los medios era a través del Régimen de Cambio Diferencial (Recadi), organismo al que debía recurrir el complejo empresarial mediático para recibir las cuotas de dólares preferenciales para la compra de papel importado, tintas, películas y otros equipos.

Una de las noticias que obligó a censurar fue su divorcio con su esposa Gladys Castillo de Lusinchi. El 10 de noviembre de 1987, la Primera Dama convocó a una rueda de prensa para informar sobre los avances del proceso de separación solicitado en su contra por el Presidente, hecho que fue silenciado.

“Setenta y tres periodistas de 40 medios de comunicación escritos y radiales acudieron al llamado de la Primera Dama a la residencia oficial de La Casona. Se abstuvo de convocar a la televisión, sabiendo de antemano que no transmitirían nada de lo que dijera. Al día siguiente, solo tres medios (El Nacional, Panorama y El Impulso), publicaron las incidencias de la rueda de prensa” (633).

Hubo al menos cuatro razones para que los demás medios no publicaran la información. Uno, “la prohibición expresa de la jueza María José Villarroel (encargada de la causa) de informar acerca de los pormenores del proceso, so pena de multa y arresto. Dos, las presiones directas que desde Miraflores se ejercieron a través de las llamadas a los medios (…) La tercera razón fue el acoso, a las puertas de La Casona, por parte de funcionarios de la Disip que procedieron a romper cámaras, grabadoras y a revisar libretas. La cuarta, finalmente, fue la existencia de una mordaza económica que durante todo el período de Lusinchi puso a los medios contra la pared: Recadi(634).

El 17 de marzo de 1986, José Vicente Rangel, excandidato presidencial de izquierda, afirma en El Diario de Caracas: “Hay presiones, abiertas o sutiles sobre los medios. Se llama constantemente a las redacciones, a los directores; se hacen reconvenciones. Se amenaza subliminalmente. Se silencia en la información oficial. Se acalla a los canales…” (635).

Si hablaban contra la amante del presidente, Blanca Ibáñez, eran censurados. Foto Internet

Por su parte, el reconocido periodista Eleazar Díaz Rangel, en su libro La prensa venezolana en el siglo XX, denunció que a pesar de los evidentes abusos del gobierno de Lusinchi contra la libertad de expresión y de prensa, la Sociedad Interamericana de Prensa, SIP y el Bloque de Prensa, BP, “guardaron un silencio cómplice”.

La corrupción en el período de Lusinchi era tan grande, que alcanzó hasta Venezolana de Televisión, planta televisiva que llegó a estar dirigida por el derechista Alberto Federico Ravell.

En 1986, una subcomisión de Contraloría de la Cámara de Diputados investiga las irregularidades administrativas en el canal. Durante 8 horas los diputados interpelan al presidente de VTV, Alberto Federico Ravell, y “queda demostrado que los ilícitos del Canal 8 eran más graves de lo que muchos suponían” (636).

“Oscar Yanes señaló en relación al caso de VTV y Alberto Federico Ravell: ‘Las pérdidas de Venezolana de Televisión bajo la administración Ravell, alcanzan según el balance, a un total de 144.237.914 bolívares, lo que significa jurídica y financieramente que sin los aportes del Ejecutivo nacional, la empresa estaría en situación de liquidación’…” (637).

Agregaba el también reconocido periodista Oscar Yanes, que “el próximo escándalo del gobierno: el Canal 10. Ya el Canal 8 perdió interés para esa mafia que ha nacido y se ha desarrollado en este gobierno; ahora esa pandilla se dedica a trabajar para el Canal 10 desmantelando el Canal 8 (…) Si la profesora Marta Colomina, presidenta (e) de Venezolana de Televisión sigue guardando silencio sobre los negocios ilícitos de Ravell, corre el riesgo de que le ocurra lo que le pasó a ciertos alemanes que por no hablar terminaron sentados en los banquillos de Nuremberg” (638).

A Venezuela nunca le cayó este personaje (Alberto Federico Ravell), ella sabe que en las próximas décadas será uno de los que pactará con sectores de poder económico para derrocar al Gobierno Revolucionario que liderará Chávez; pero lo detesta más porque sabe que por su ambición, es uno de los que desencadenará con sus informaciones teñidas de mentiras y manipulación constante, ataques contra la Patria.

Era tanta la censura en la época de Lusinchi, que una periodista de RCTV, de nombre Rosana Ordóñez, “perdió su trabajo tras comentar en un programa matutino que la amante del Presidente quería ser la Primera Dama” (639).

Ante la arremetida del gobierno adeco contra los medios, el 22 de enero de 1988 periodistas del país marcharon hasta la Plaza El Venezolano en protesta por las acciones del gobierno contra la libertad de expresión. La consigna fue: “Basta de censura” (640).

Será en 1989, luego que Lusinchi le entregue la presidencia a Carlos Andrés Pérez, cuando los medios comiencen a publicar sin miedo varios de los hechos de corrupción cometidos durante el régimen saliente.

633-634 Botía, Alejandro. Auge y crisis del cuarto poder. La prensa en democracia. Editorial Debate, primera edición, octubre de 2007. Páginas 180-181.

635-638 Maniglia Teresa y Carvajal Ingrid. Cronología de una implosión. La década final de la IV República. Minci. Segunda edición, 2011. Páginas 45 y 46. https://bit.ly/3butqRo.

639 Botía, Alejandro. Auge y crisis del cuarto poder. La prensa en democracia. Editorial Debate, primera edición, octubre de 2007. Página 182.

640  Maniglia Teresa y Carvajal Ingrid. Cronología de una implosión. La década final de la IV República. Minci. Segunda edición, 2011. Página 49. https://bit.ly/3butqRo.

Aquí puedes leer las cuarenta entregas anteriores del capítulo IV.

Betancourt da inicio a la dictadura representativa con su régimen. https://bit.ly/2Dsjuec

Betancourt viola la Constitución y su régimen asesina a Livia Gouverneur (II). https://bit.ly/2DqQYth

Comienza la lucha armada ante el baño de sangre que causa Betancourt (III). https://bit.ly/31aQqA2

Fabricio Ojeda se suma a la lucha armada (IV). https://bit.ly/3i1k1CE

Betancourt, el presidente que ayudó a agredir a la Revolución Cubana (V). https://bit.ly/310CucN

El nacimiento de la OPEP por el impulso de Juan Pablo Pérez Alfonzo (VI). https://bit.ly/2E9NgEC

Ante la represión de Betancourt nacen las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (VII). https://bit.ly/2CxaWTb

Raúl Leoni, otro adeco que continúa la represión e incluye la figura de la desaparición (VIII). https://bit.ly/3iMX4DA

Allanamiento de la UCV y la desaparición de Víctor Soto Rojas (IX). https://bit.ly/3kSXLNu

Alberto Lovera, uno de los mártires de las desapariciones y crímenes de Leoni (X). https://bit.ly/312uAQ8

Los campamentos antiguerrilleros, centros de torturas y represión (XI). https://bit.ly/3122EMl

Las torturas y los asesinatos reinaron en los campos antiguerrilleros (XII). https://bit.ly/2Y6QfFj

En el Palacio Blanco, frente a Miraflores, régimen de Leoni asesinó a Fabricio Ojeda (XIII). https://bit.ly/3gabMmJ

EEUU, la CIA y su presencia en la política de terror contra los comunistas en los 60 (XIV). https://bit.ly/3kS3fIj

Campesinos y campesinas, otras víctimas de los gobiernos adecos en los 60 (XV). https://bit.ly/34nDj1z

Digepol y el SIFA, los cuerpos represores de los adecos en los ’60 (XVI). https://bit.ly/31hvwAv

El Acuerdo de Ginebra y la defensa del Esequibo (XVII). https://bit.ly/34oVOCX

Rafael Caldera, de Copei, asume la Presidencia y comienza el bipartidismo (XVIII). https://bit.ly/2Yp159N

Igual que Leoni, Caldera también allanó la UCV y arremetió contra los estudiantes (XIX). https://bit.ly/2QjGWxe

Rafael Caldera, el católico que gobernó “apoyado” con represión y torturas (XX). https://bit.ly/3bkxPq1

“La pacificación” en medio de la sangre y el fuego del régimen de Caldera (XXI). https://bit.ly/3gGt4bl

Caldera persigue a los estudiantes, desde Barinas, una esperanza llega a la Academia Militar (XXII). https://bit.ly/3gGtSwT

En los ’70 sigue la colonización y dependencia de Venezuela del imperialismo gringo (XXIII). https://bit.ly/3ltKfAr

Gobierno de Caldera conspiró contra Salvador Allende y Fidel Castro (XXIV). https://bit.ly/3lx2SmP

Carlos Andrés Pérez, el ministro represor de Betancourt, gana la presidencia (XXV). https://bit.ly/3gG6YWg

Carlos Andrés Pérez, un experto en represión que además amparó a terroristas (XXVI). https://bit.ly/33fsAnP

CAP y la farsa nacionalización del hierro (XXVII). https://bit.ly/2RgoFS4

La “nacionalización” del petróleo, otra farsa de Carlos Andrés Pérez (XXVIII). https://bit.ly/2GQO7eX

Fedecámaras, el mejor aliado de CAP en sus planes contra el país (XXIX). https://bit.ly/2FknApz

Jorge Rodríguez, el hombre que enfrentó al régimen de CAP (XXX). https://bit.ly/2ZtKPVg

Régimen de Carlos Andrés Pérez asesina a Jorge Rodríguez (XXXI). https://bit.ly/3myHTRf

Terroristas aliados de CAP volaron avión de Cubana de Aviación (XXXII). https://bit.ly/33LLRgT

El decadente final del I régimen de CAP y el triunfo de Luis Herrera Campíns (XXXIII). https://bit.ly/33HVTj1

Luis Herrera Campíns: De recibir un “país hipotecado” a agudizar la crisis (XXXIV). https://bit.ly/2ZRfNag

La corrupción en la época de CAP absuelta en el gobierno de Luis Herrera Campíns (XXXV).https://bit.ly/3kxom1P

Régimen de Luis Herrera Campíns masacró en Cantaura a 23 jóvenes por pensar distinto (XXXVI).https://bit.ly/3ccEDX3

Fuga de divisas y corrupción entre las causas del “Viernes Negro” en 1983 (XXXVII). https://bit.ly/3ldhsPp

Jaime Lusinchi llega a la Presidencia y con él se agrava la corrupción y los problemas del país (XXXVIII). https://bit.ly/3la4guG

Las políticas neoliberales de Lusinchi, la corrupción y abuso de poder de Blanca Ibáñez (XXXIX). https://bit.ly/3la5k1L

Régimen de Lusinchi también masacró al pueblo: En Yumare y El Amparo (XL). https://bit.ly/3ju849G

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s