Primeras elecciones municipales, injusticias y el fin del mandato de López Contreras (V)

Venezuela siempre Grande. III Capítulo

Yuleidys Hernández Toledo

Si bien es cierto que el mandato de Eleazar López Contreras (1936-1941) estuvo lleno de represión y atropellos, tampoco hay que negar el papel que le tocó desempeñar de la dictadura a la transición hacia la democracia. Fue durante su gestión en la que se llevaron a cabo las primeras elecciones municipales. Unas donde a pesar de las trampas del régimen gobernante y de la derecha, la izquierda logró conquistar importantes victorias.

Venezuela veía con disgusto cómo en esos comicios, de 1937, no todo el pueblo tenía derecho al sufragio. No podían hacerlo las mujeres, tampoco los analfabetas, que conformaban más de 70% de la población ni los hombres menores de 21 años. Aunado a lo anterior le molestaba sobremanera las irregularidades y atropellos que cometía la administración gobernante y sectores de la derecha para perjudicar a la izquierda.

López Contreras mantuvo la política de entreguismo a EEUU. Foto Internet

Los comicios celebrados el 27 de junio de 1937 tenían como característica que además de ser la primera oportunidad dada al “pueblo” para participar como elector representaba que “serían los nuevos concejales los electores de los diputados que integrarían el Congreso. (Los senadores eran electos por las Asambleas Legislativas). 256

“Menos de 20 mil electores fueron distribuidos en 82 mesas. Las fuerzas de la derecha se agruparon en la coalición Republicana Democrática (que incluía el partido Liberal y al Nacionalista), el Bloque Unión Democrática y el Bloque Venezolano. Utilizaron los recursos de la época: altoparlantes, prensa, radio, volantes y el rumor. Imposible precisar ahora cuánto pudo ser la inversión para su financiamiento, ‘pero gastaron una suma que seguramente asciende a unos cuantos miles’ frente a ‘un par de cientos’ que reunió la izquierda”. 257

Como era de esperarse, Venezuela fue testigo de cómo el régimen de López Contreras clausura medios de comunicación, detiene a activistas de izquierda y les niega permisos para celebrar mítines, en una clara muestra de afectar la participación de ese sector en los comicios. Pero esto y otras trampas más, no fueron obstáculos para que la izquierda ganara en 14 parroquias de Caracas, mientras que el Gobierno solo en ocho.

“También en el interior se obtuvieron importantes victorias que permitieron la designación de una buena representación en el Congreso Nacional. Pero tales triunfos no estaban previstos en Miraflores, por lo que se decide la anulación de las actas de diputados populares de cinco estados, incluido los zulianos” 258. De esta forma López Contreras desconoce la voluntad popular.

“En un largo análisis de los resultados escrito por Antonio Arráiz (…) llega a la más importante de las conclusiones: ‘El actual gobierno venezolano está abocado a hacer una conversión en el sentido de la izquierda. Las elecciones tienen todo el valor de un referéndum. El pueblo ha demostrado con una franca mayoría que es partidario de la izquierda’”. 259

Un año después, en 1938, se realizarían de nuevo elecciones municipales en el entonces Distrito Federal debido a reformas legales; en esa contienda la izquierda ganó en 18 parroquias y perdió en tres. 260

Sin embargo, a pesar de estos triunfos, los cambios políticos no ocurrieron. López Contreras seguía dominando con el apoyo de los terratenientes, los herederos del gomecismo, a quienes protegía; el respaldo de los banqueros, el Ejército, la Iglesia que estaba de frente contra los “rojos” y en defensa de los grupos dominantes. Además gozaba del respaldo de las compañías petroleras. La influencia de esta última estuvo presente en todo su mandato, y así quedó en evidencia en la huelga de 1936 cuando el sucesor de Juan Vicente Gómez salió en defensa de las transnacionales y en contra de la clase obrera.

Durante el mandato de López Contreras también estuvo presente la influencia de la política del Departamento de Estado estadounidense para América Latina y el constante robo de EEUU del petróleo venezolano con el aval del gobierno de turno.

De hecho, en 1939 Venezuela y EEUU firman un tratado de reciprocidad comercial, que favorecía a las transnacionales petroleras estadounidenses.

“El oro negro sería desperdiciado con la compra de los productos fabricados en el extranjero o productos agrícolas importados del exterior antes que ‘sembrarse’ o invertirse en el desarrollo industrial de Venezuela (…). El gobierno venezolano aceptó la mayoría de los términos estadounidenses en el Tratado de 1939. Las políticas de las puertas abiertas dio la ventaja económica a Estados Unidos, concedió una ‘participación’ a algunos venezolanos, pero también dilató el desarrollo de una economía venezolana diversificada a largo plazo”. 261

Venezuela veía con dolor cómo otro gobierno durante un quinquenio más la mantuvo doblegada y humillada ante el hegemón imperial estadounidense.

Sí es cierto que ella fue testigo durante el gobierno de López Contreras de una pequeña modernización del país con la conformación de organismos como el Ministerio de Sanidad y Asistencia Social, el Ministerio de Agricultura y Cría, y la creación del Banco Central de Venezuela, con el objetivo de que fuese la institución responsable de controlar la emisión de monedas y billetes. Además presenció la conformación de la Guardia Nacional, el Cuerpo de Bomberos de Caracas. La inauguración del Museo de Bellas Artes y del Museo de Ciencia, pero nada de esto era suficiente si sentía en su tierra, en sus montañas, en la casa de los techos rojos, en los ranchos, en sus costas, el llanto de sus hijos e hijas que seguían padeciendo por la miseria, el hambre, la desigualdad y la injusticia.

256-259. Díaz Rangel, Eleazar. El 14 de febrero y otros reportajes. Monte Ávila Editores. Páginas 62-64 y 75-83.

260. Eweell, Judith. Desde el hemisferio de Monroe al imperio de petróleo. Páginas 201-202.

Aquí puede leer las cuatro entregas anteriores del III Capítulo

El retorno de la “libertad” de la mano de Eleazar López Contreras menos para los “rojos” (I)https://bit.ly/3i3ocPn

Unión en la izquierda, aparición de sindicatos, la primera huelga y la represión (II)https://bit.ly/3iuOc6h

1936, año que marca el surgimiento de organizaciones de mujeres (III). https://bit.ly/2NZGp2t

López Contreras pacta en contra de los trabajadores y a favor de las petroleras (IV). https://bit.ly/3f523Ow

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s